Distracciones.


Te esperé
Siempre lo he hecho,
Pero no llegaste
Nunca lo hiciste.

Aparecías como la niebla
Y desaparecías como la espuma,
Busqué en el agua y en la luna
Pero nunca me hallaste.

Y sin buscarnos nos encontrábamos
¿Porqué será que, al buscarnos nunca nos encontrábamos?
Quizás el destino decidió por mí
Al tenerte como amigo.

Admito, elegí mal
Te elegía pero tú no a mí,
Esperaba a un príncipe y encontré al sapo
Pero soportando al sapo encontré al príncipe.

Porque no hay que perder las esperanzas
Ni tampoco las ilusiones,
Ya que todo se compone
De esas distracciones.

Fotografía: Especial.