Sentimientos distorsionados 1: Cristal




A veces siento que estoy encerrada, encerrada en mi Caja De Cristal. Me falta el aire y no se qué hacer para salir, sólo el golpeteo de pisadas de un maratón infantil me libera, no se que sería de mí si esa clase de sonidos no me regresará a la realidad. Me cuesta aquellas veces volver a creer en el ahora, me siento perdida un buen rato, pero no tengo miedo, sino todo lo contrario... Es extraño, puesto que me pasa hace mucho y sólo cuando estoy sola, trato de distraerme para que no suceda, pero es difícil. A menudo entro no deseándolo en la Caja de Cristal (como la llamo) y el mundo se vuelve distorsionado...

Me rindo, o pienso en rendirme, pero no lo hago porque siempre hay algo o alguien que me impulsa a seguir adelante, excepto en esos momentos que estoy terriblemente sola sea por lo que sea. Y entonces me rindo, caigo de rodillas no pidiendo ayuda a nadie, sólo por intuición de que nadie me va a ayudar. Devastada. Muerta en vida. Me levanto y miro el cielo, con ojos llorosos me recupero y sigo. Sigo viviendo porque quizás estas sean las pruebas que tengo que pasar. Sigo, sigo soportando mi propio dolor y el de los demás. Y por más que descargue bolsas de mi espalda siempre se agregan dos, tres, cuatro bolsas más. Me hacen derrumbar ¿Como no lo harían si soy de cristal? No soy fuerte pero aparento ser lo. Y creo que mi máscara esta bien adaptada a mi cara porque cada iluso hay que se lo cree. 

fotografía: especial