Los Libros Perdidos

Un movimiento cultural


“…todo eso está en el libro de algún modo. Para vivirlo hay que leerlo, eso está claro. Pero está dentro ya antes, me gustaría saber de qué modo” La historia interminable. M. Ende


¿Alguna vez has escuchado del club de los libros perdidos? ¿Has encontrado algún libro abandonado en un lugar público con una curiosa leyenda en la que te piden que lo leas y después lo dejes libre?

Muchos lectores sabrán de lo que les hablo pues en la red el movimiento ha tomado mucha fuerza y cada día son más las personas que se unen a estas famosas “liberaciones de libros”, pero para los que no tienen idea de lo que les estoy hablando, les contaré un poquito sobre el tema.

BookCrossing (termino original en ingles) es una actividad divertidísima y que los ávidos lectores encontraran interesante, pues muchas veces somos tan celosos de nuestros libros que ni prestados los dejamos aunque recalquemos que tienen “V de vuelta”.

El movimiento comenzó en el año 2001, cuando se fundó la página de internet por: Ron Hornbaker, a quien se le ocurrió que no había nada que le diera seguimiento a los libros, y al ser algo que ocasionaba apego emocional en los lectores tuvo una brillante idea. Al establecer sus objetivos se dio cuenta de que debía existir un portal que creara conexiones entre los lectores del mundo, un lugar en el que además de saber en qué parte del mundo se encontraba su libro, los lectores pudieran conocer a personas que sintieran la misma pasión y sentimiento por ellos, en el cual dieran sus opiniones sobre cada libro que existe.

La dinámica es muy simple: consiste en añadirle una etiqueta “BookCrossing” con un ID al libro que se dejara “libre”, después “olvidarlo” en un lugar público donde algún extraño lo encuentre y acceda a la página de internet para registrar el ID, una vez registrado podrás saber en donde se encuentra tu libro y así lo iras siguiendo durante todo su recorrido ¿a que sería divertido descubrir que empezó en México y terminó en Argentina?

Es obligatorio que contenga una leyenda que explica la dinámica, ¿sino de que serviría abandonarlos por ahí sin nada que decir?, la leyenda se escribe en la portada y dice así: “Este libro fue perdido el (fecha) en (lugar), y es parte del club de los libros perdidos. Si lo encuentras, ahora es tuyo, con la única condición de que cuando lo termines lo liberes para que pueda ser disfrutado por más y nuevas personas. Gracias”; Aparte de esto muchos lectores agregan algo más, un pensamiento o dedicatoria especial, para dejar su huella en el libro.

México se encuentra entre los países con la tasa más baja de libros perdidos, ¿y cómo no va a ser, si la media de lectura en México es de 2.9 libros al año? Somos un país muy atrasado en cuanto a lectura se refiere, debemos enseñar a los niños a apreciar el gusto por un buen libro y las maravillas que encontramos dentro de ellos, los libros nos enseñan y el saber otorga libertad.

Y mientras nosotros como lectores no dejemos de tener esperanza en que nuestro país algún día podrá tener niveles sobre la media de lectura, demostrémosle al mundo que, aunque quizás sea un grupo pequeño, también hay lectores en México y compartamos nuestros libros e ideas.

Para los amantes de los libros es algo difícil soltar un libro así como así (aunque no nos guste mucho), pero estemos conscientes de que ese libro, nuestro libro, podría a invitar a alguien a unirse a la lectura por placer y no por deber, nuestro libro podría hacer que una persona que apenas y hojeaba una revista se sienta interesada por el libro que “liberamos”.


Así que, lectores, anímense y regístrense en la página de internet que además de seguir el recorrido de los libros nos proporciona la conexión directa con otros lectores entusiasmados de alrededor del mundo. Les dejo acá el link: www.bookcrossing.com y en facebook pueden buscar el grupo de “El Club de los Libros Perdidos México” en donde se comparten los libros que se liberan y se encuentran en la República Mexicana, y estén atentos, pues la próxima liberación de libros será ¡este 21 de marzo!

fotografía: club de los libros perdidos, weheartit.