Ruby Sparks

El deseo más ferviente del escritor.

“Se dijo sobre el Guardián del Centeno: El milagro poco común de la ficción ha sucedido de nuevo. Un ser humano fue creado a partir de tinta, papel e imaginación. Yo no soy J.D Salinger, pero fui testigo de un milagro poco común. Todo escritor puede atestiguar en el estado más afortunado y feliz, que las palabras no provienen de uno, sino que pasan a través de uno.” -Ruby Sparks.

Si bien es cierto, los escritores nunca han encontrado un lugar en el mundo terrenal, sus pensamientos e ideas se encuentran en mundos paralelos a éste, incomprendidos para muchos, mágico para los que nos encontramos en él. Idealistas, nos llaman ¿es que acaso es malo serlo en exceso? No pienso que lo sea, el mundo se encuentra lleno de extremos que no comprendemos, pero es justamente por esos extremos que tenemos esta diversa variedad de maravillas en el mundo, creaciones incomprendidas y al mismo tiempo exaltadas, y es precisamente el hecho de no comprenderlas lo que las hace tan adictivas. Algunos se preguntan cómo puede ser un “best seller” tal o cual libro, pero el hecho es que como dice el dicho “hay de todo en la viña del Señor”.


El día de hoy, lectores, quiero contarles mi experiencia sobre esta película, Ruby Sparks, siendo sincera la vi ya que la sinopsis sonaba interesante, "una película diferente" me dije a mí misma, y no me decepcionó, el filme terminó encantándome. Es verdad que muchas reseñas críticas han dicho que es una película lenta, sin mucho para extraer, pero el detalle esta en que si se le presta la atención suficiente, se encuentra el hilo y la exquisitez de tal para saborearla.

La lente con la que se debe ver esta película es un poco más profunda. Su estructura difiere totalmente al la del cine clásico, es por ello que se tiene que intentar prestar especial atención en el protagonista para comprender el lazo que une al escritor con la creación, en carne y hueso, del personaje de su nueva novela.

La película nos presenta a este personaje inadaptado del mundo, Calvin, que hace ya años que fue una revelación en el medio de la literatura y ahora, tras 10 años de esto se encuentra atascado en el famosísimo “bloqueo de escritor”. Su mejor amigo es su hermano, su perro le teme a las personas, y su psicólogo trata insistentemente de ayudarlo con sus problemas existenciales ¿Qué escritor no los tiene?, la cosa se pone interesante el día que Calvin despierta y se da cuenta de que la chica con la que ha soñado y ha estado describiendo en su nuevo libro, está viviendo en su casa, Calvin ha materializado a su personaje de ficción perfecto sólo escribiendo en su antigua maquina de escribir, lo cual provoca problemas para él, pues a pesar de intentar firmemente dejar de escribir sobre ella, se encuentra atrapado haciéndolo y deshaciéndolo como le plazca. Ruby Sparks es una  intrigante historia que nos adentra a un desenlace lleno de amor y felicidad, junto con el dolor de una relación que parece sólida como el acero y frágil como el cristal al mismo tiempo. Un desenlace que cierra con broche de oro una historia poco común y maravillosa.

Les recomiendo ampliamente que le den una oportunidad a este filme dirigido por  Jonathan Dayton y Valerie Faris; es, a mi parecer, la primera  vez que alguien plantea de una forma tan terrenal y palpable el universo en el que viven los escritores, los deseos anhelantes del alma porque ese personaje que tecleamos existiera, la pasión que se siente al describirlos y lo enrevesado que es dejarles ir.

Ruby Sparks es una película que te deja con un sentimiento agridulce, que te hace reflexionar sobre las relaciones, la aceptación de los defectos y sobre todo, saber que el camino cuando se encuentra a la persona correcta, implica altibajos y a veces es mejor dejarla ir.

¿Qué harían ustedes si por arte de magia su personaje de ficción favorito, del que se han enamorado profundamente, apareciera ante ustedes y se dieran cuenta de que puede ser modificado con tan sólo escribirlo?

 fotografía: weheartit, especial