Paganini

El diablo en el mito


Niccolò Paganini Bocciardo, fue un violinista, guitarrista y compositor italiano. Nació en Génova el 27 de octubre de 1782. A los 7 años de edad comienza a sentir interés por el violín, así que comienza a estudiarlo junto con músicos locales. Hizo su primera aparición pública a los 9 años y realizó varias giras alrededor del país con tan sólo 13 años de edad.  A los 16 años comenzó una etapa en su vida a la que algunos expertos denominan la vida bohemia, edad característica de los artistas innatos, que consiste en un exceso de borracheras y drogas. Después de algunos años, Paganini deja atrás su vida de excesos y comienza a estudiar formalmente el violín, hasta convertirse en uno de lo más destacados de la historia musical debido a sus melodías y rápidos ritmos que nadie podía alcanzar.

El diablo entra en el mito cuando el joven Paganini se convierte en uno de los músicos más célebres de la época, pues empieza a sospecharse que poseía alguna inclinación hacia el paganismo o la brujería. Lentamente se levantaron rumores de que era un aliado del diablo o una encarnación del mismo, ya que era imposible que alguien tuviera dicha excelencia en el violín. Finalmente, se le atribuyó un pacto con satán, y su fama tuvo tanto impacto en la iglesia que la institución católica prohibió que sus restos fueran enterrados en un cementerio.

Pero mas allá del mito y del folklore, Paganini era astuto, calculador, frío y muy apasionado, virtuoso y prodigioso al punto de parecer inhumano. La mayoría de los músicos de la época se caracterizaban por la superficialidad, pero Paganini iba mas allá de la técnica que empleaba al tocar en sus conciertos. Era un genio que tenía el instinto creativo de la composición, y que lo hicieron trascender en la música.