The Color Run



Un arcoíris de diversión.
Por Karla Trugon

“La irregularidad, es decir, lo inesperado, la sorpresa o el estupor son elementos esenciales y característicos de la belleza...”- Charles Baudelaire.


El día de hoy, lectores, me propongo hablarles de un evento muy curioso que nació de una idea sorprendente y un deseo humano muy peculiar: diversión.

En el mundo existen toda clase de eventos para divertir y entretener a los espectadores, proporcionándonos momentos de éxtasis en los que nos sentimos llenos de adrenalina y felicidad, y que debemos aceptar, están en nuestra lista de “cosas por hacer antes de morir. Una ejemplo de esto puede ser: un concierto de nuestra banda favorita, el circo du soleil, Ibiza, Tomorrowland, para los más culturales una obra de teatro muy aclamada, el ballet o la opera, quizás la filarmónica de Nueva York; eventos que vemos a través de nuestras pantallas y deseamos estar ahí.

Eso me ha pasado hace 2 días que descubrí “The Color Run” ¿ya lo habían escuchado? si la respuesta fue no, les contare de qué trata. Nunca me he considerado una persona muy atlética, la verdad es que todos los deportes me son indiferentes, pero “The Color Run” es un maratón de 5K diseñado para todo tipo de participantes, desde los corredores apasionados hasta los más inexpertos, que como yo, sólo habrán hecho una carrera por el centro comercial arrasando con las rebajas de temporada.

The Color Run es una carrera menos enfocada a la velocidad y tiempo, y por el contrario, está dirigida a la experimentación de un bombazo de diversión y color, sin mencionar claro, que no hay límite de edad para los corredores.

¿Cómo funciona? La carrera básicamente tiene dos reglas primordiales. 

1) Llevar una playera completamente blanca.
 2) Terminar completamente pintado al final.

La peculiaridad de esta carrera es que todos los corredores comienzan completamente pulcros como un libro en blanco, pero al finalizar parece que alguien los ha bañado en un lago de color de Willy Wonka.

The Color Run está dividida en 4 zonas de color: amarillo, naranja, rosa y azul, conforme se va cruzando por estas zonas los voluntarios espolvorean los colores. El color es 100% natural, así que no es nocivo para la salud y con un buen baño se caerá sin problema. Obviamente lo mejor siempre se guarda para el final, y es que casi al llegar a la meta, los organizadores  arrojan una extraordinaria fiesta de colores; pero aún no termina ahí, ¿te imaginabas a todos embadurnados de colores llamativos y que después cada quien se retiraba a su casa? No, después de eso se organiza una fiesta en la que todos los corredores conviven, todo con el objetivo de encontrar al que más capas de color tiene. The Color Run es una fiesta sin igual, un lugar donde hay música, comida y un ambiente sano y ameno para poder hacer buenos amigos o pasar un excelente rato.

La mala noticia es que “The Color Run” es un evento que nace en Estados Unidos, y sólo de ahí se esparce por varios estados del país. La buena noticia es que hay un tour mundial, además de que podemos votar por México como sede del evento a través de su página de internet.

Lectores, la diversión consta de detalles pequeñitos que nos hacen sonreír, desde una mariposa de un fuerte azul turquesa, la sensación de leer un buen libro con una humeante taza de café, bailar toda una noche las canciones que te gustan, estar recordando anécdotas con tus amigos, hasta incluso correr por un circuito bañándote de colores llamativos. La felicidad no requiere de lujos y cosas costosas, requiere de estar en sintonía con el mundo y de estar dispuestos a sentir emociones por cosas locas y diferentes.

Les dejo el link de la página para que ingresen a la sección de votar y votemos por México: www.thecolorrun.com , ahí encontraran fechas, lugares, fotografías y videos de la carrera. De la misma forma, también les comparto un video promocional de la carrera, más que nada porque les confieso, cuando lo vi se me erizó la piel; no sé si fue por la combinación de música e imágenes por lo cual el video tocó mis fibras sensibles y me hizo desear estar ahí. No olviden comentarme su experiencia al verlo, y recuerden, nos leémos hasta la próxima vez.


Sonrían y diviértanse, déjense sorprender por cosas inesperadas, nuestra existencia en la Tierra es corta y no vale la pena agobiarnos por nimiedades.


fotografia: colorrun.com