El ser humano puede calcular la edad ajena por medio del olfato.

Fue realizado un estudio por neuro psiquiatras del Instituto Monell, que reveló que los seres humanos son capaces de saber la edad de otra persona por medio de su aroma.

Conforme a los experimentos realizados por el autor de la investigación, todo parece indicar que el ser humano es capaz de conocer la edad de personas ancianas (75-95), adultas (45-55), y jóvenes (20-30). El estudio comprueba que las personas más viejas poseen un olor suave característico, al contrario de los jóvenes, que poseen un olor un aroma más intenso.

"Como muchos otros animales, a partir del olor corporal somos capaces de conocer la edad biológica de un sujeto, elegir a una pareja apropiada, evitar a personas enfermas y distinguir a nuestros parientes."aseguró Lundström, autor y director de la investigación.

Por otra parte, no resulta extraño este resultado, ya que varios de nosotros hemos relacionado los olores más suaves con nuestro abuelito o abuelita.

FOTOGRAFÍA: especial