ZOË CONWAY

Virtuosa, prodigio. Talento en todo su esplendor. 


Ella es la violinista irlandesa de estilo tradicional celta, que también se ha especializado en el violín clásico. Rodeada de músicos desde temprana edad, ya que en su familia la creatividad musical era importante, aprendió a tocar el silbato de estaño (silbato típico irlandés), el banjo y el piano, después comenzó con lo que sería lo más importante de su carrera: el Fiddle tradicional. A la corta edad de 8 años se graduó de la escuela como violinista clásica, pero aún así continuó estudiando piezas sumamente complicadas, como el Concerto de Mendelssohn que interpretó a la edad de 13 años.



Por más complicado y retador que pareciera, Zoë Conway continuó en su juventud temprana haciendo extraordinarias interpretaciones de piezas tanto de ámbito clásico, como de fiddle tradicional. Más adelante en su carrera, demostró no solamente tener una increíble habilidad para interpretar hermosamente piezas muy avanzadas, sino también para componer música. Zoë se encargó de componer dentro de un estilo tradicional irlandés, y pronto su trabajo crecería a un total de 70 piezas.


Actualmente continúa dando espectáculos desde un escenario, hasta sentada en un café. Lo que es realmente impresionante, es que esta extraordinaria violinista tiene una enorme experiencia y ha interpretado incontables veces con grandes e importantes orquestas, ha sido solista, es reconocida y admirada por grandes escuelas de música al rededor del mundo, ha interpretado ante Reinas y Reyes, Presidentes, y aún así, es una artista que se dedica plenamente a la música, sin adjuntar a su talento y a sus interpretaciones la actitud de muchos otros músicos. Ella es enteramente talento y sencillez. 






Siendo aún muy joven, a la violinista le queda un gran camino por delante, así que si ahora, es una gran exponente de la música celta, podemos esperar maravillosas cosas de ella en un futuro.


fotografía: Oficial Site