El spray que produce efectos del alcohol sin daños secundarios


¿Destinado a quedarse o fracasar?

En esta ocasión me encontré con un invento que puede ser revolucionario, sobre todo si es empleado para controlar la enfermedad del alcoholismo, ya que de lo contrario, si es usado como novedad es posible que esté destinado a fracasar.

Se trata de un pequeño spray que puede ser llevado en el bolsillo sin ningún problema, lo interesante es que la sustancia que emite permite que el usuario pueda sentir los placeres del alcohol con sólo una aplicación.

Este aerosol fue inventado por Phillippe Starcky Davod Edwards, y su objetivo es que al emplearlo, la gente no deba preocuparse por los efectos secundarios del alcohol, como lo puede ser la resaca, los dolores de cabeza, las irritaciones estomacales, etc; aunque es posible que al tratarse de sustancias químicas, estas puedan generar otras reacciones en nuestro organismo a largo plazo.

El producto se llama “WA|HH Quantum Sensations” y  su tamaño es sorprendentemente pequeño, sin embargo, sus creadores aseguran que es lo suficiente para poder ofrecerle al usuario 25 aplicaciones. El spray genera un estado de ebriedad, pero sin el riesgo de perder los sentidos o el conocimiento.

Además de que la sensación se produce al instante, su duración es poco duradera, ya que el producto es aplicado en una pequeña cantidad con el objetivo de que el cuerpo humano experimente la sensación, al mismo tiempo que el organismo logra desechar la sustancia.

Sus creadores argumentan que es útil, debido a que actualmente la mayoría de los países enfrentan una crisis de "alcoholismo social". Con este invento, se podrían evitar accidentes automovilísticos, congestiones alcohólicas, entre otras cuestiones. De acuerdo con los autores del producto, la sustancia también puede ser cargada con aromas especiales e incluso puede rociarse sobre los alimentos, en vez de usarla directamente sobre la boca.

En mi opinión, este invento podría ser útil para poder tratar el alcoholismo, ya que reproduce los efectos de la ebriedad sin daños colaterales. Del mismo modo, podría ser un tratamiento más controlado y ayudaría a los enfermos a utilizarlo para mitigar sus ataques de ansiedad, debido al problema de las adicciones. Por otra parte,  los investigadores no han mencionado si se utilizará para dichos fines, al contrario, todo parece que se pretende comercializar como una "sustancia novedosa y de moda". Esperemos que no se trate de un "boom" momentáneo, ni que esto cause que la idea esté destinada a fracasar.

Por el momento no se ha mencionado cual es el precio de dicha sustancia, y esto podría ser otro indicio de probable fracaso. Por lo pronto, el producto estará expuesto en una galería parisina.

Esperemos que la sustancia sea comercializada lo antes posible para ver qué rumbo genera,  y sobre todo que aplicaciones tendrá, es decir, si se trata de un invento revolucionario o simplemente de un invento más para controlar a las sociedades actuales bajo el consumismo puro.


Fotografía: Canal Sonora   Especial