Cetrería

El arte de entrenar y cazar con aves rapaces


La cetrería, es un arte que tiene aproximadamente 4 000 años, el cual consiste en cazar con aves rapaces, especialmente con halcones azores y otras aves de presa, para la captura de especies silvestres de volatería  o de tierra. Sus prácticas se extienden a nivel mundial, principalmente en países Asiáticos y Europeos.

La cetrería fue una práctica muy utilizada en la Edad Media, sin embargo, acabó decayendo por el progreso de las armas de fuego y otros artefactos utilizados para facilitar la caza de animales silvestres.

Biológicamente se trata de una simbiosis (una interacción biológica, entre hombre-animal) en donde ambas especies se benefician.

Félix Rodríguez de la Fuente, uno de los mayores expertos mundiales en cetrería,  la definió como "la primera vez en que el hombre no sometió al animal al yugo y al látigo".

El humano cría o bien captura, el ave que será ligado al propio hombre por reflejos condicionados, entrenando al volátil en la caza y en la fidelidad. Como finalidad se trata de que el pájaro capture aves-presa y cuadrúpedos generalmente pequeños o medianos (conejos, liebres).

Sin duda esta práctica requiere de horas de entrenamiento; una de las modalidades preferidas en la caza con halcón, es la llamada mano por mano, la cual se efectúa lanzando el halcón desde el puño tras la presa, que perseguirá con rapidez y tenacidad haciendo alarde de un potente y veloz vuelo.

Su caza sin lugar a dudas es un espectáculo de gran movilidad, coordinación y estrategias, donde cetreros y halcones deben estar dotados de una excelente forma física para alcanzar su común objetivo.

Obviamente el elemento principal para practicar cetrería es el pájaro, pero también es necesario acceder a un coto (terreno de caza) para perseguir las presas, el equipo de telemetría (para localizar aves) y los elementos para adiestrarlos. 

En la actualidad las aves se encuentran al alcance de cualquier postor que sea capaz de criar una especie en entrenamiento y cautiverio, o bien, en ranchos cetreros donde te permiten ser participe de este antiguo arte.

fotografía: especial