Tecnología limpia


Vivimos en una era tecnológica. Actualmente es difícil que alguien no cuente con algún dispositivo electrónico, como lo son celulares, computadoras personales, tabletas, etc. Sin embargo, ¿se han puesto a pensar qué tan limpios son nuestras tecnologías?

Efectivamente algo en lo que no solemos pensar es en la cantidad de bacterias e infecciones que estos dispositivos pueden albergar, ya que hay quienes no soltamos nuestros dispositivos ni para comer, ya sea porque estamos enamorados de la tecnología o porque nuestros trabajos así lo demandan.

Por ejemplo, muchos oficinistas suelen consumir sus alimentos en su propio escritorio, debido a que no pueden trasladarse a algún lugar para comer por causa del tráfico vehicular, o simplemente porque prefieren aprovechar el tiempo en sus lugares de trabajo. Los trabajadores de oficina, generalmente consumen sus alimentos mientras siguen tecleando en sus computadoras, revisando sus correos electrónicos personales, redes sociales, leyendo periódicos, revistas, etc. Sin embargo, según estudios realizados por empresas dedicadas a la limpieza, se ha demostrado que el mouse de las computadoras tiene tres veces más bacterias que un inodoro, así como los teclados ocupan el segundo lugar más sucio en una oficina común.



En el caso de los dispositivos móviles o reproductores de música que cuentan con pantalla táctil, a pesar de hacer nuestra vida más sencilla, estudios estadounidenses revelan que estos dispositivos pueden albergar bacterias y virus hasta 18 veces más que un baño público. El problema se debe a que compartimos los dispositivos sin medidas higiénicas, inclusive, ni siquiera en la mesa dejamos de utilizar nuestros celulares. En general, todo el día estamos en contacto con los mismos.

Otro dato interesante es que un dispositivo móvil puede albergar por cada centímetro cuadrado un promedio de 3.8 gérmenes.

Por otra parte, estos datos tampoco deben alarmarnos, simplemente debemos incrementar la frecuencia con la que nos lavarnos las manos, y ser conscientes de que si estamos comiendo, debemos hacer el esfuerzo por dejar nuestros dispositivos a un lado. De la misma manera, también es recomendable limpiar constantemente nuestros dispositivos con toallas antibacteriales y no sólo con paños secos, además de utilizar antibacteriales especializados para que tampoco dañemos nuestros aparatos.



Ahora ya saben, la próxima vez que usen sus móviles o tabletas, piensen en la cantidad de gérmenes, bacterias y virus que albergan, y seamos cuidadosos en la limpieza de nuestros dispositivos y aparatos tecnológicos, obviamente sin caer en exageraciones o paranoias de limpieza.