¿Qué es la Obsolescencia Programada?

La estrategia secreta de las compañías para el control de nuestras vidas.


En 1972 se descubrió en la estación de Bomberos  de Livermore, California, el "hogar de la bombilla más antigua del mundo". Una curiosa bombilla que había estado en funcionamiento desde 1901 sin interrupción, un hecho que para los empleados era demasiado curioso y enigmático .

Este año la bombilla cumple 111 años de vida.

La "Obsolescencia Programada" es una de las estrategias de consumo más grandes y silenciosas que se aplica a los individuos para el mantenimiento de las compañías, cuyo objetivo principal es incrementar y mantener las ventas que en definición las mantienen en el mercado.

¿Cómo funciona?

Se trata de la alteración planificada del ciclo de vida de un producto o servicio, cuyas funciones se vuelvan inservibles con el paso del tiempo. La obsolescencia programada, es una de las técnicas que ha definido nuestras vidas desde los años 20.

Comprar-Tirar-Comprar 

El motivo de alterar el ciclo de vida de un producto, es claro. Si se hicieran cosas que duraran por siempre, llegaría un momento en que todo el mundo tendría nuestro producto, y ya no sería necesario fabricar otro, la economía mundial se hundiría y no habría demanda.  Aunque se consiguiera hacer algo indestructible y durable, útil para el mundo entero, es poco probable conseguir abastecer a cada ciudadano del planeta, por lo que siempre quedaría un mercado restante. Pero aún en el caso de llegar a abastecer completamente a todos los habitantes, ¿No habríamos generado suficientes beneficios para toda nuestra vida?

Este sistema consiste en una retroalimentación que en sí, beneficia a toda la cadena, tanto consumidores como productores. El lado oscuro de este tipo de planificación, se inclina hacia todos los desechos que se generan debido a las nuevas creaciones, lo que implica un alto número de productos contaminantes y procesos productivos dañinos para el medio ambiente.


fotografía: especial