Las excentricidades del ser humano

Cosas sorprendentes de la humanidad



El ser humano tiene la peculiaridad de ser un ser racional, es básicamente lo que nos distingue de los animales. Precisamente esa inteligencia y capacidad de adaptarnos y adaptar nuestro entorno en nuestro beneficio, es lo que nos hace seres humanos.

A pesar de ello se han preguntado ¿por que buscamos consumir, crear o presumir cosas excéntricas?

Para citarles algunos ejemplos, tomaré como referencia las siguientes creaciones o productos que tienen un valor exagerado.

Primero que nada me encontré con un café llamado “Kopi Luwak”, este café tiene la característicde que es extraído de las heces de un animal llamado, Luwak, el cuál se alimenta de granos de café y al ser desechados de su organismo se recolectan. Hay quienes dicen que este café tiene un sabor incomparable. Actualmente se vende en 750 euros el kilo de café. Los expertos mencionan que su sabor es acaramelado con tintes de chocolate, a pesar de que es extraído de las heces fecales de un animal.

Otro ejemplo de las exageraciones del ser humano es un té que es considerado de los más caros del mundo. Este producto es idea de una persona de origen chino, su nombre es An Yanshi, y aunque apenas es un proyecto, la comercialización de este té ya está dando de qué hablar y creando expectativas en aquellos consumidores empedernidos que tienen la posibilidad de consumir este producto.

El precio estimado de este té está alrededor de los 200 dólares por taza (aproximadamente). La peculiaridad de esta infusión es que está cultivado con las heces de los pandas, ya que estos animales tienen como dieta básica el bambú y sus organismos no procesan del todo esta planta; lo cual, permite que sus desechos contengan algunas propiedades y nutrientes del bambú.

Por último les traigo uno de los hoteles más lujosos del mundo, el Burj Al Arab, éste está ubicado en el Golfo Pérsico y tiene la peculiaridad de estar construido sobre una isla artificial y con una altura de 321 metros, siendo el tercer hotel más alto del orbe.

Entre sus comodidades podemos encontrar restaurantes finos y una flotilla de Rolls Royce como medio de transporte, que permiten transportar a los huéspedes al aeropuerto y a otros lugares turísticos de la región. Estos lujos son los que le otorgan al hotel la categoría de 7 estrellas, galardón que pocos hoteles tienen en el mundo.

Los costos para poder disfrutar de sus instalaciones van desde los 1000 euros la noche. Los expertos consideran que el precio vale la pena, ya que posee un conjunto de comodidades que no se encuentran en ningún otro lugar.


Podría seguir enumerando productos como celulares, computadoras, zapatos, vestidos, aretes, etc. Una infinidad de servicios que llegan a tener altos precios para poder disfrutar de ellos, sin embargo me pregunto,  ¿por qué el ser humano es el único que tiene que estar buscando este tipo de productos? ¿será para demostrar una especie de supremacía? 

Me queda claro que estos servicios no son para cubrir nuestras necesidades básicas, inclusivehay veces que pesar de tenerlos prescindimos de ellos, o simplemente se nos olvida que los adquirimos, es decir, se "nos pasa la novedad" y los dejamos de usar.

En lo personal, pienso que es parte de la crisis por la que vive el ser humano por vivir en sociedades materialistas. Hemos dejado a un lado las cosas que son verdaderamente importantes, como una charla con los amigos o familiares, sentarnos a disfrutar de paisajes o sucesos naturales que son gloriosos y que ya no nos detenemos a observar.

Con esto no quiero decir que dejemos de consumir productos, pero si los invito a que reflexionemos antes de consumirlos y pensar si realmente tienen una utilidad para nuestras vidas o si verdaderamente nos harán la vida más sencilla. Y por supuesto, los invito a que pongamos en práctica la capacidad de asombrarnos de las cosas que parecen sencillas en nuestro día a día, pero que si las disfrutamos nos permiten ser felices.