El Cine de Aki Kaurismaki.

Ariel

Ariel, es una película con elementos que la vuelven increíblemente cómica, y digo increíblemente porque son casos que si los vivieras en un día normal, no serían en lo absoluto graciosos. Sin embargo, es el contexto que envuelve a esa determinada acción lo que hace que, el hecho de encontrar el botón para cerrar el techo de un auto descapotable sea gracioso.

El protagonista emprende un viaje en su coche después de haber sacado dinero del banco, hace una parada para comprar algo de comer, y unos hombres al ver su voluptuosa cartera lo asaltan. El hombre ve el lado realista de la vida y lejos de sentir rabia contra aquellos hombres, lo único que hace es fumarse un cigarro y seguir su camino. Conoce a un mujer que en un abrir y cerrar de ojos acaba viviendo en su casa. El hombre acaba en la cárcel después de un malentendido con los policías y estando en ella le pide matrimonio a su "novia". Se logra escapar con su compañero de celda y tiempo después se casa. Luego de varias aventuras y desventuras su amigo resulta asesinado y el protagonista, su mujer y el hijo de la mujer, suben a un barco, Ariel, donde deciden probar su suerte en un lugar mejor, México.

Pareciera apresurada la crónica de esta película, en verdad la obra posee una narrativa acelerada y nada común, sin embargo, es una historia que sin duda funciona. Dentro de la filosofía Kaurismaki se sabe que para que una película sea exitosa debe de ser corta, contar la historia de tal manera que no te aburra.

Para mi la película es majestuosa, acompañada de un humor negro bastante bueno y un personaje que al verlo no pude evitar recordar al John Travolta de "Pulp Fiction", donde no dudo ni tantito que Tarantino se basó.

Así con su toque caracteriztico, en el 2011, Kaurismaki lanzó su película "Le Havre", un producto con tonos posiblemente más "serios", pero a fin de cuentas de nuevo una historia concisa, hermosa y genial.

fotografía: especial