Entrevista a Enrique Herrera




Carlos Enrique Herrera, nació en la Ciudad de Monterrey, México.

Se mudó a Los Ángeles (California) a la edad de 17 años, donde se involucró con la fotografía y todo tipo de arte visual. Desde entonces no dejado de crear.

"Este joven creador demuestra cómo el arte versátil, puede moverse a lo largo de una sola mente "-. Pinterest  2011.

Fue dos veces finalista en el concurso, "Muéstrate" para la IED en Madrid, España, en el 2009 y 2010. Además, fue ganador en el New York Redbull "Be the stempade" en el 2011.

El día 11 de febrero, estuvimos entrevistando al artista visual en su exposición, "Oblivious".


     

¿De qué se trata Oblivious?

Oblivious es una palabra del inglés que no tiene traducción al español. Significa que estás haciendo las cosas mal, que posees malos hábitos, duermes mal, comes mal, y aun sabiendo que lo que te rodea está de ese modo, no haces nada por cambiarlo.

Oblivious es una crítica a la sociedad, es un estado de mediocridad consciente.

¿De dónde surgió el proyecto?

Oblivious es una palabra que descubrí mientras vivía en Estados Unidos. Todo fue cuando mi maestra de fotografía nos llamó de ese modo, desde entonces es algo que se me quedó grabado en la mente.

El trabajo tardé en desarrollarlo 3 semanas.

¿Qué le quieres transmitir a tu público con la obra?

Que vale la pena seguir adelante y acabar con esos malos hábitos. Pretendo que ciertas acciones del espectador se vuelvan virtudes, a tal grado que estar con uno mismo se convierta en una conducta natural.

¿Cómo inicias tu proyecto creativo?

Primero empiezo a desarrollar el concepto y las cuestiones estéticas, pero creo que lo más trascendente es plantear el mensaje.

Al realizar Oblivious me enfoqué en tres cosas, la primera, lo que más odio de mí y de mis amigos, la segunda, cómo es que veo la sociedad ¿qué podemos cambiar? finalmente, visualicé a dónde es que quiero llegar.



"Para empezar la obra tuve que criticarme a mí mismo."

¿Cómo crees que debe vivir el ser humano en la sociedad?

Creo que tenemos que seguir luchando por cambiar las cosas, tener aspiraciones que siempre estén por arriba de las nubes, pero siempre con los pies en la tierra.

Considero que el éxito es una meta que nunca vamos a alcanzar, pero de alguna manera es lo que nos mantiene en constante desarrollo.

¿Cuál es tu próximo proyecto?

Actualmente estoy trabajando en 365. De alguna manera esta obra tiene una temática similar a la de Oblivious, con la diferencia de que es más literal.

Oblivious tiene la particularidad de ser abierta, cada quién puede interpretarla de distintas maneras, sin embargo, este proyecto intenta ser más directo. Se trata de una foto diaria durante un plazo de 365 días.




¿Cómo te iniciaste en el mundo del arte visual?

Siempre he pensado que fue un accidente. Cuando estudié en los Angeles la mayoría de mis clases eran selectivas, todas las que seleccioné fueron materias artísticas: joyería, cerámica, pintura y fotografía.

Por otra parte, considero que es una cuestión que surge desde la infancia. Mis padres siempre me inculcaron la pasión por el arte, los museos y la música.

¿Qué consejo le darías a los nuevos artistas?

Mantenerse en constante creación, innovar y no dejar de seguir mejorando. Yo creo que este consejo no sólo aplica para los artistas, sino para todos.

¿Crees que el arte tiene futuro en México?

Pienso que tenemos mucho talento en este país, el problema es que no hay tanta ambición. Existen muchas personas a quienes les hace falta arriesgarse, no solamente en el campo económico, sino en innovación y creación.


"Considero que el éxito es una meta que nunca vamos a alcanzar, pero de alguna manera es lo que nos mantiene en constante desarrollo."


fotografía: Eclasis