El origen del beso

¿Por qué nos besamos?

Desde hace muchos años diversos científicos han tratado de descubrir por qué nos besamos, sin embargo, pese a los grandes hallazgos, los investigadores no han podido concluir con este eterno dilema.

Una de las teorías más aceptadas explica que el beso surgió por construcción social, es decir, que se originó por una conducta aprendida que se ha llevado a cabo generación tras generación. Paralelamente, existe otro postulado que supone que los besos son manifestaciones propias de los primates, ya que existen algunos simios como los bonobos que también muestran este tipo de conducta.

¿Cuál es la teoría más acertada?

Según un estudio realizado por el Colegio Maravillas, los besos pueden estar relacionados con el apareamiento y las feromónas, es decir que las mujeres eligen a su "compañero sexual" a través de olfatear el aliento masculino. En resumen, es posible que el ser humano bese por la necesidad de encontrar al mejor candidato para el proceso reproductivo.

fotografía: especial
portada: Rul Ramírez