La hormona de la antiobesidad

La hormona relacionada con el ejercicio

Según un estudio publicado por el Instituto de Cáncer Dana Farber, existe un hormona llamada irisin que actúa en el tejido adiposo de nuestro cuerpo. Esta sustancia se hace presente cuando realizamos actividades físicas constantemente, y su existencia es la causante de los efectos benéficos del ejercicio.

Irisin fue encontrada después de que los científicos realizaran un experimento con ratones, el cual consistió en hacer que los roedores corrieran durante varias semanas. Los resultados mostraron que la hormona evita el desarrollo de enfermedades como diabetes o cardiopatías, además de que prolonga la esperanza de vida. La hormona es capaz de transformar las células del cuerpo en grasa blanca, es decir, un tipo de lípido que reduce los niveles de colesterol en el cuerpo.

De acuerdo con el director del proyecto Bruce Siegel, esta sustancia pudo haberse desarrollado como causa del proceso evolutivo y la adaptación del cuerpo a bajas temperaturas. Por otra parte, irisin también parece tener la capacidad de comunicarse con los tejidos del cuerpo durante el ejercicio.

El descubrimiento de Irisin, puede ser una de las soluciones para el sobrepeso y su prevención en la sociedad moderna. Esperemos que el estudio de esta hormona motive a las personas a realizar actividad física.

fotografía: especial