Festividades


La navidad: el saturnal Romano



Por Eduardo Serrato

La navidad “natividad”, es una celebración antigua cuyo fin era conmemorar el nacimiento del hijo de Dios entre los hombres, el mesías, el salvador de la religión cristiana conocido como: Jesús de Nazaret.

Pero la navidad es más que eso, y aunque la natividad del mesías es el concepto original, la sociedad contemporánea le ha otorgado otro más acorde con el sentimiento “mainstream” del capitalismo social. Hoy en día la navidad es la época “de dar y recibir”, concepto que al mismo tiempo ha convertido a esta festividad en la celebración más difundida alrededor del globo. Pero ni siquiera este concepto nos permite tener una visión concreta de lo que la navidad representa; es decir, ¿De dónde proviene la navidad?

Antes que nada es importante mencionar que durante los primeros 300 años de la iglesia cristiana, siendo esta dueña de su propia mitología, sus sacerdotes y personajes principales, se dieron a la ardua tarea de expandir su religión por el mundo, de hacerla conocida y volver a sus practicantes una mayoría importante en la sociedad. La mejor manera de lograrlo consistía en tomar las celebraciones paganas más populares y darles un significado cristiano, muchas de ellas eran tradiciones tan arraigadas en los ciudadanos que eliminarlas era imposible, y que mejor que convertir la más conocida y querida por el pueblo romano como lo era "el saturnal romano al sol", en la celebración del natalicio del mesías cristiano.

La festividad pagana de la cual proviene la navidad actual, se festejaba en el imperio Romano en el año 345 a.C. Era una fiesta en donde la gente bailaba por las calles, elaboraban altares y realizaban desfiles. La navidad se trataba de la conmemoración del saturnal romano que vendría a ser el 19 de Diciembre del año Juliano. 

Ahora queda una última pregunta por aclarar ¿De dónde proviene la figura tan querida de Santa Claus, también conocido como Papá Noel?, bueno, esta quizás es la pregunta mas difícil de responder de manera objetiva, ya que hay una cantidad enorme de historias sobre el origen de este singular personaje, desde la de un joven heredero que siguió lo pasos de Jesús de Nazaret, hasta la de un santo que regalaba dinero a las prostitutas para que dejaran su empleo perverso. Todo esto sin olvidar el giro que le dio al personaje la conocida empresa de bebidas “Coca- Cola”; sin embargo, lo importante de este personaje es que le agrega a la fiesta navideña lo que le hacia falta para convertirse en la celebración globalizada de hoy en día, la leyenda de un poblado ubicado en el punto mas inaccesible del planeta (el polo norte), donde habita un generoso y bonachón personaje que cada noche del 24 de Diciembre, viaja por el mundo repartiendo a los niños regalos que representan la felicidad misma.

El capitalismo estaba a punto de encontrar su celebración cúspide, y es que aun cuando este ha influenciado casi cualquier celebración de importancia, en el caso de la navidad lo ha hecho de tal manera que incluso su significado original se ve opacado por la promesa de una época de generosidad, alegría y redención, con el costo que esto le conlleva a nuestras carteras.

Pero dejando  esto a un lado, la navidad sin duda despierta un sentimiento especial en la mayoría de nosotros; porque al final, su significado o influencia es lo de menos  cuando se convierte en el pretexto ideal para reunirse con toda la familia y amigos, compartir experiencias y felicidad, comer todos juntos en una mesa y recordar, aunque sea por un momento que el significado original y primigenio de esta fiesta es mirar al sol y agradecer por todo lo que se nos ha dado durante el año. Así que me despido deseándoles una feliz navidad a todos nuestros lectores y ya de paso un prospero año nuevo.